Morató







 

Con un ámbito de acción que cubre la provincia de Barcelona y un equipo humano formado por seis personas, esta empresa catalana basa su filosofía de trabajo en poner a disposición de sus clientes un servicio integral marcado por la calidad, como demuestra el hecho de tener certificados sus procesos según las normas ISO 9002 incluso pese a tener una reducida estructura.

Hoy por hoy, Morató Aplicaciones Industriales dirige sus servicios a diversos sectores industriales, de entre los que sobresale la automoción y, en menor medida, los fabricantes de piezas para el sector eléctrico.

Uno de los aspectos que diferencian a Morató de su competencia es su capacidad para absorber proyectos de forma integral. Gracias a una red de empresas colaboradoras, la compañía está en condiciones, no únicamente de construir el molde para su posterior inyección, sino también de ocuparse de aspectos como el diseño de piezas, la elaboración de prototipos y preseries y, finalmente, la fabricación de la pieza final. La idea es que sus clientes mantengan contactos con un único interlocutor y controlar, de este modo, la calidad de todas las fases de producción.